Esnifando la verdad

CeroCeroCero – Cómo la cocaína gobierna el mundo (Roberto Saviano, Anagrama)

cero

El periodista y escritor italiano tiene la capacidad de golpearte con las palabras, como a él quieren golpear los mafiosos a los que destapó con Gomorra, un libro que le consagró mediáticamente y lo enterró a vivir siempre escondido.

Con CeroCeroCero dio un paso más y exhibió su brillante prosa y su impresionante capacidad de escarbar en cualquier sitio para acabar arrojando luz sobre el oscuro mundo del narcotráfico. Centrándose en la cocaína, dibuja un estremecedor viaje alrededor del planeta siguiendo la pista de esta droga y su repercusión a todos los niveles.

A continuación, una pequeña selección de las mejores citas y fragmentos del libro.

La reflexión vital

¿Amor? El amor se acaba.  ¿Crees en tu corazón? El corazón se detiene. ¿No? ¿No amor y no corazón? ¿Entonces crees en el coño? Pero hasta el coño después de un tiempo se seca. ¿Crees en tu mujer? Cuanto se te acabe el dinero te dirá que la descuidas. ¿Crees en los hijos? En cuanto dejes de darles dinero dirán que no los quieres. ¿Crees en tu madre? Si no le haces de niñera dirá que eres un hijo ingrato. Escucha lo que dio: tienes que vivir. Hay que vivir para uno mismo. Es por uno mismo por lo que hay que saber ser respetado y luego respetar. La familia. Respetar a quien os sirve y despreciar a quien no sirve. El respeto lo conquista quien puede daros algo, lo pierde el que es inútil. ¿Acaso no sois respetados por quien quiere algo de vosotros? ¿Por quien os tiene miedo? ¿Y cuando no podéis dar nada? ¿Cuándo ya no tenéis nada? ¿Cuándo ya no servís? Se os considera basura. Cuando no podéis dar nada, no sois nada.

El miedo y la crueldad

El miedo y el respeto van de la mano, son las dos caras de la misma moneda: el poder.

Ésos son gritos, los únicos que la memoria no olvida.

Cuando hablas en público de un soldado dices que quiere la paz y odia la guerra; cuando estás solo con el soldado le enseñas a disparar.

La crueldad se aprende. La crueldad funciona. La crueldad tiene reglas.

La envidia desgarra y devora, pero los beneficios unen como el más venenoso de los pegamentos.

Los efectos 

(…) Pero no sólo eso, también mejora la percepción que tienes de ti mismo, te sientes contento, tienes ganas de hacer cosas, estás eufórico, y si lo tienes hasta se te quita dolor. Pierdes toda inhibición, por lo tanto aumenta el deseo de tener sexo y la iniciativa. Y además la coca no te hace sentirte un drogadicto. Un heroinómano no tiene nada que ver con un cocainómano. El que esnifa coca es una persona rutinaria, no un yonqui. Satisface una necesidad y luego sigue su camino.

La coca es la respuesta exhaustiva a la necesidad más apremiante de la época actual: la falta de límites.

El poder económico 

Existen dos clases de riquezas. Las que cuentan el dinero y las que lo pesan. Si el tuyo no es el segundo tipo de riqueza, no sabes qué es realmente el poder.

(…) Con un cambio de manos ganas más que con meses y meses de trabajo, sea cual sea éste. Y no te basta saber que acabarás detenido para hacerte elegir otro oficio. Aunque me ofrecieran un trabajo que me permitiese ganar lo que gano hoy, no creo que lo cogiera, porque seguramente ocuparía una parte mayor de mi tiempo. Eso también vale para los pelagatos que venden en la calle. Para llegar a ganar la misma cantidad de todos modos tendrían que dedicar más tiempo.

Si hubieras invertido 1.000 euros en acciones de Apple a principios de 2012, ahora tendrías 1.670. No está mal. Pero si hubieras invertido 1.000 euros en coca a principios de 2012, ahora tendrías 182.000: ¡cien veces más que invirtiendo en el título bursátil récord del año!

Los bancos y la justicia 

(…) Tanto es así que en diciembre de 2009 el entonces responsable de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Maria Costa, hizo una declaración sorprendente. Había podido comprobar —dijo— que las rentas de las organizaciones criminales habían sido el único capital de inversión líquida del que habían dispuesto algunos bancos para esquivar la quiebra.

Muchos bancos sólo se han salvado gracias a ese dinero. Una gran parte de los 352.000 millones de narcodólares estimados ha sido absorbida por el sistema económico legal, perfectamente blanqueada.

Los centros del poder financiero mundial se han mantenido a flote con el dinero de la coca.

La mujer que recorría el mundo explicando cómo combatir el blanqueo de dinero, lo blanqueaba en secreto.

 

 

Anuncios